TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7
TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Entre los cambios más significativos introducidos por el DHS a la nueva regla de carga pública, está la exclusión de los familiares inmediatos (cónyuges e hijos menores de edad) de miembros activos de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. La nueva regla entrará en vigor a partir del próximo 15 de octubre.

La norma afecta a los inmigrantes legales que después de esa fecha utilicen ayudas públicas. Al punto que podrían enfrentar juicios de deportación al momento de tramitar un cambio de estatus. Por ejemplo, solicitar una extensión de visa al agotarse el tiempo de estadía permitido o intentar convertirse en Residente legal permanente (obtener una Greencard).

Esta nueva regla fue anunciada por el gobierno hace un año y su versión final fue publicada en agosto pasado por el Registro Federal. Tras los cambios de último momento hechos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), ya está lista para comenzar a restringir para los inmigrantes los beneficios de los programas sociales a partir del 15 de octubre.

carga pública para inmigrantes

El abogado de inmigración en Miami, Florida, José Guerrero explicó que se estaban “corrigiendo básicamente errores tipográficos de la versión de agosto” y agregó que “esta última versión elimina, por ejemplo, referencias erróneas de data que serían utilizadas para el análisis económico durante la aplicación de la nueva regla porque estaban viejas, desactualizadas”.

También se aclara “el uso del término de exclusión en vez de excepción, cuando se refiera al recibo de beneficios públicos que no serán considerados bajo la nueva regla”.

El abogado de inmigración dijo que los pequeños cambios “están previendo utilizar el lenguaje adecuado respecto a cómo los agentes de inmigración van a interpretar cada palabra”. Así mismo alertó que “no cabe la menor duda que la nueva regla de carga pública afectará a mucha gente si las cortes no la detienen”.

Guerrero señaló que “es importante tener en cuenta que la medida aplicará a todos aquellos que pidan un beneficio migratorio después del 15 de octubre”. Sin embargo, aclaró que “los expedientes que fueron sometidos antes de esa fecha, no deben ser afectados”.