TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7
TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

El departamento de Vehículos Automotores (DMV) de California entregó por equivocación a otras agencias del gobierno información privada de más de 3.000 personas que han estado vinculadas con investigaciones como sospechosos o testigos.

Entre las personas cuyos datos fueron revelados por DMV hay también inmigrantes, según informó The Associated Press. El DMV envío cartas a las personas afectadas por el error de la agencia donde se les informaba que no estaban siendo investigadas en la actualidad.

La información entregada equivocadamente por el DMV a las agencias gubernamentales federales, estatales y locales debían ser notas internas. Esto incluía números de seguro social de los conductores de California cuya data había sido revisada para verificar si eran legales o falsificado, también sobre personas elegibles o no para un número de seguro social.

licencia-de-conducir

El departamento envío la información relacionada con unas 3200 personas a fiscales de distrito de los condados de San Diego y Santa Clara. La información sobre un poco menos de 200 personas, fue enviada directamente al Departamento de Seguridad Nacional, incluyendo los registros de seis inmigrantes sin un estatus legal que habían solicitado o recibido licencias para inmigrantes especiales.

No se precisó si la información fue usada para investigar sobre el estado migratorio de los conductores o si fue para algún otro fin. El resto de la información se entregó al departamento de Servicios de Atención Médica de California, al Servicio de Impuestos Internos, a la Administración de Pequeños Negocios y a los inspectores generales de la Administración del Seguro Social.

Sin embargo, las autoridades dijeron que la información pudo haber sido utilizada en algunas investigaciones fiscales, penales o de manutención de menores. Inclusive para testigos en tales investigaciones.

El Departamento de Vehículos Automotores de California ha cometido una serie de errores relacionados con la información que maneja. El año pasado recibió una lluvia de críticas por dañar unos 23,000 registros de votantes que se inscribieron para votar a través del DMV, tal como lo prevé la ley de ‘votantes motorizados’ del estado.

También recibió fuertes críticas por la demora en los trámites ante esa agencia gubernamental. En descargo de DMV después del error cometido, la portavoz del departamento, Anita Gore, dijo que la agencia ha dejado de enviar información inadecuada desde agosto después que los funcionarios advirtieron el error de entregar notas internas del departamento a otras agencias.

DMV tardó unos tres meses enviando estas cartas ya que primero debía solicitar a las siete agencias gubernamentales información sobre el motivo del requerimiento, luego revisar los registros disponibles desde hace cuatro años y después averiguar si algunos de los 3.200 conductores estaban siendo investigados para no entregarles información. Y finalmente, redactar cartas individuales dirigidas a cada conductor, dijo Gore.