TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Los nuevos criterios del Servicio de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) para la aplicación del programa de exenciones, entrarán en vigor a partir del 2 de diciembre y se estima que podrían afectar ciertos trámites inmigratorios como solicitudes de naturalización (ciudadanía), peticiones familiares, toma de huellas biométricas, permisos de trabajo y otros.

Los cambios anunciados a la política de exoneración de pago de ciertos trámites inmigratorios, afectarán a los inmigrantes legales pobres, que solicitan autorizaciones de empleo, diferentes tipos de visados y obtención de la ciudadanía estadounidense.

USCIS dijo que después de revisar el Formulario I-912 (Solicitud de Exención de tarifas) había “eliminado los criterios de beneficio de comprobación de recursos que se utilizaron previamente como un factor para determinar si un solicitante estaba exento de pagar las tarifas o los servicios biométricos”.

La agencia dijo sin embargo que “las personas aún pueden solicitar una exención de tarifas si su ingreso familiar anual documentado es igual o inferior al 150% de las Pautas Federales de Pobreza o si demuestran dificultades financieras”.

El servicio biométrico se refiere a la toma de huellas dactilares y la revisión de antecedentes criminales.

Los cambios en la política de exoneraciones

Los criterios a los que se refiere USCIS para evaluar la elegibilidad para otorgar una exención son el uso del programa Medicaid, las estampillas de comida (SNAP), la Asistencia Temporal a Familias Necesitadas (TANF), así como los welfare (Ingresos de Seguridad Suplementarios).

Estos criterios cambiarán a partir del 2 de diciembre ya que “el gobierno ha determinado que recibir este tipo de beneficios no es un criterio apropiado para revisar las peticiones de exención de tarifas, porque los niveles de ingresos utilizados para decidir la elegibilidad de programas de asistencia varían considerablemente de un estado a otro”, explicó el abogado de inmigración, Nelson Castillo.

Pérdidas para USCIS

El gobierno considera que las exenciones de pago de ciertos servicios migratorios están generando pérdidas a USCIS, afectando dramáticamente su funcionamiento. El director interino de la agencia, Ken Cuccinelli, afirma que USCIS “depende de las tarifas para cubrir los costos de adjudicar solicitudes y peticiones, implementar esfuerzos operativos y garantizar que el sistema de inmigración legal de la nación se administre adecuadamente”.

El funcionario añadió que cada año “USCIS renuncia a cientos de millones de dólares en tarifas”, y argumentó que la revisión de estas exenciones “mejorará la integridad del programa, y la calidad y consistencia de las aprobaciones del Formulario I-912 en el futuro”.

Las pérdidas anuales por exenciones de tarifas según USCIS en 2016, fueron de unos $ 344,3 millones, pero en el año 2017 esa cifra aumentó a $ 367,9 millones.

El año pasado el monto anual de exenciones de tarifas otorgadas por USCIS fue de $293,5 millones. La agencia indicó que el 95 % de su presupuesto anual se obtiene de las comisiones que cobra por sus servicios.

Se estima que quienes tendrán mayores problemas en pagar las tarifas de USCIS serán los inmigrantes más pobres. A los inmigrantes que esperan obtener su ciudadanía o tramitar un permiso de trabajo, se les dificultará el proceso al no poder pagar las tarifas.

Solo podrán solicitar una exención de tarifas las personas con un ingreso familiar anual documentado, igual o inferior al 150% de las Pautas federales de pobreza, o si logran demostrar que tienen dificultades financieras.

Para ello, USCIS requerirá a los solicitantes completar el Formulario I-912 con fecha 10/24/19, acompañado de los documentos de respaldo, incluyendo constancias del pago de impuestos federales sobre la renta. Pero ahora no se aceptarán cartas solicitando exenciones.