TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

El gobierno federal planea negar durante el primer año los permisos de trabajo a algunos solicitantes de asilo político que llegan a Estados Unidos. La drástica medida forma parte de la política inmigratoria del presidente Donald Trump de “tolerancia cero” que intenta frenar la llegada de migrantes procedentes de México y Centroamérica.

A las nuevas detenciones ordenada por el gobierno para los solicitantes de asilo, se suma ahora la pretensión del gobierno de impedir que los inmigrantes puedan solicitar permisos de trabajo durante su primer año en el país. Actualmente lo pueden hacer, después de transcurridos 150 días de haber solicitado el asilo, mientras el caso es procesado.

La nueva propuesta de la administración Trump, busca desanimar aún más a los inmigrantes centroamericanos que llegan a los Estados Unidos huyendo de la violencia y la pobreza extrema en sus respectivos países. La regla fue confirmada por varios funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a la cadena NBC.

Gobierno estudia restringir

La medida que todavía está en estudio, forma parte de un paquete más amplio de nuevas restricciones que el gobierno federal podría anunciar esta semana. El objetivo de la nueva regla es disuadir aún más a los migrantes que intentan cruzar la frontera de EE.UU en busca de protección.

La medida afectaría a los inmigrantes que piden asilo después de cruzar la frontera por zonas no autorizadas. De implementarse esta medida, cientos y hasta miles de inmigrantes que llegan a EE.UU en busca de un beneficio migratorio, podrían quedar al borde de la indigencia y enfrentar un inminente riesgo de deportación, según han dicho abogados de inmigración.