TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Nuevas reglas hacen más difícil la inmigración legal a Estados Unidos

Como parte de sus promesas electorales, el gobierno del presidente Donald Trump ha venido introduciendo una serie de cambios en el sistema migratorio de los Estados Unidos, dando como resultado el endurecimiento de las normas que rigen el sistema inmigratorio. El objetivo de estos cambios en la política “cero tolerancia” del gobierno, es frenar también la inmigración legal y darle mayor poder al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para el cumplimiento de sus funciones.

Tanto los inmigrantes legales como los ilegales han sentido el peso de estas nuevas reglas, que dificultan la emigración legal a los Estados Unidos cualquiera sea el motivo. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), es el organismo encargado de implementar la mayor parte de estas normas establecidas en reglamentos, memorandos y en los procedimientos administrativos, donde los cambios han sido notables.

Los inmigrantes más afectados han sido los trabajadores no cualificados al igual que los solicitantes de asilo y refugio provenientes de diversos países. No obstante, también quienes ya residen legalmente en EE.UU notan que las gestiones operativas antes las agencias federales se han tornado más complicadas por el aumento de los requisitos y la forma como se interpretan la ley de inmigración.

La agencia de inmigración ha dicho que tiene el objetivo de aplicar la ley de inmigración “de manera más efectiva, eficiente y conforme a la legalidad”, al tiempo que enumeró las 10 principales reglas destinadas a endurecer aún más las normas para las peticiones de beneficios inmigratorios.

1 – Ejecución de la Guía de Deportaciones

En el nuevo protocolo del gobierno para el tratamiento de los casos de inmigración, han sido aumentados los motivos por los cuales un inmigrante puede ser llamado a comparecer ante un juez de inmigración con el objeto de iniciar el proceso de deportación, después que se emiten las notificaciones de comparecencia judicial (Notice to Appear).

Esta norma afecta principalmente a los inmigrantes legales cuando solicitan algún beneficio migratorio y este es denegado por la agencia gubernamental. Junto con el rechazo de la petición hecha, los inmigrantes pierden su estatus legal de permanencia en territorio de los estados Unidos.

Anteriormente, USCIS no emitía una notificación de comparecencia (NTA) con la cual normalmente se inicia el procedimiento de expulsión.

2 – Identificación de estudiantes con estatus legal vencido

Al terminar su programa académico, el tiempo de presencia ilegal en el país de los estudiantes extranjeros con visa F-1, al igual que los estudiantes vocacionales con visa M y aquellos visitantes de intercambio beneficiados con visas J, es calculado ahora a través de un nuevo estatuto.

Anteriormente, los estudiantes podían quedarse trabajando en EE.UU sin necesidad de un permiso, sin que acumularan tiempo de presencia ilegal, aun transgrediendo su estatus migratorio, según explica USCIS. Actualmente, no pueden hacerlo y deben abandonar el país o se exponen a ser sometidos a un procedimiento de deportación.

Sin embargo, después de varias audiencias y la protesta de las personas afectadas por esta norma contenida en un memorando de política pública, USCIS resolvió que solo los titulares de visas de no inmigrante que queden sin estatus legal pero soliciten a tiempo que su estatus sea renovado o extendido, no acumularán presencia ilegal en el país durante el tiempo que dure el trámite de su petición.

De acuerdo con el director de USCIS, L. Francis Cissna, la enmienda de esta disposición busca mejorar la manera como se implementan las causales de inadmisibilidad por presencia ilegal a la vez que tiene el propósito de reducir la transgresión a esta norma en esas categorías de visa.

3 – Mejoramiento de la revisión de antecedentes

Antes USCIS realizaba revisiones puntuales de la información que recibía en las solicitudes de beneficios migratorios, ahora realiza revisiones y veta dicha información durante todo el proceso de adjudicación, con el fin de aumentar su capacidad para detectar e identificar posibles amenazas a la seguridad nacional.

Esto ha permitido mejorar sustancialmente los servicios biométricos y detectar fraudes migratorios durante las entrevistas personales que realizan los funcionarios de USCIS.

4 – Atención de retrasos en casos de asilo

Las nuevas peticiones de asilo afirmativo se están procesando más rápidamente para evitar retrasos que conduzcan a beneficios de trabajo para los inmigrantes. Ahora USCIS prioriza las entrevistas de asilo más recientes en lugar de procesar las más antiguas. El objetivo de este procedimiento es evitar que los inmigrantes puedan obtener autorizaciones de trabajo mientras sus casos son considerados.

5 – Revisión exhaustiva de las extensiones de visas

USCIS introdujo cambios en los procedimientos de adjudicación, con el propósito de igualar la rigurosidad en la revisión de las peticiones de visas de no inmigrante que se otorgan inicialmente y en las solicitudes de extensión de visas, aun en los casos en que los elementos claves incluidos en la petición sean los mismos.

Es decir que, para renovar una visa o solicitar una extensión, el solicitante deberá volver a presentar pruebas que establezcan su elegibilidad. De esta forma, si no cumplen con “los requerimientos de la ley”, el oficial de la agencia federal puede rechazarla.

6 – Evitar abusos con la Visa H-1B para profesional extranjero

La documentación requerida para comprobar la relación entre empleador y empleado es ahora también más rigurosa, mientras el trabajador extranjero especializado (visa H-1B) realiza sus actividades laborales en una localidad de terceros.

USCIS exige que la empresa patrocinadora compruebe que realmente dispone de un puesto de trabajo específico y categorizado como especializado para ser ocupado por el beneficiario de la visa H-1B, durante el tiempo de vigencia de este visado que es de tres años. Por esta razón, la agencia exige que los solicitantes de este tipo de visado respalden con más evidencias sus solicitudes.

7 – Mayores inspecciones en centros de trabajo

Otra novedad en los procedimientos de la nueva política inmigratoria estadounidense, es el aumento de las visitas administrativas y de inspección de los lugares de trabajo con el fin de detectar posibles fraudes con las visas de empleo. Los agentes de federales realizan visitas periódicas y más frecuentes a las empresas para comprobar que el beneficiario de la visa y su patrocinador están cumpliendo cabalmente con la ley.

De la misma forma, la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), está realizando también más visitas de inspección a las empresas para verificar que no estén cometiendo prácticas laborales ilegales, tales como explotación de mano de obra, pago ilegal de salarios o empleo de inmigrantes ilegales.

Esto quiere decir que la probabilidad de que un empresario sea visitado por cualquiera de estas agencias federales, es mayor ahora.

8 – Protección de la mano de obra estadounidense

Bajo el esquema económico proteccionista actual de Trump “compra americano, contrata americano”, la prioridad es la protección de la mano de obra local. Gracias a la alianza de cooperación firmada entre USCIS y el Departamento de Justicia, se ha implementado un programa de prevención, detección e investigación de posibles casos de discriminación contra trabajadores estadounidenses.

Esta iniciativa busca sancionar a empleadores que prefieren traer mano de obra extranjera a EE.UU para pagar menos salarios en lugar de emplear a trabajadores nativos.

9 – Cooperación entre las agencias federales

Para prevenir y combatir el fraude inmigratorio, USCIS ha modernizado sus plataformas de información para compartir insumos con el Departamento de Estado, el Departamento de Justicia y el Departamento del Trabajo. El trabajo conjunto y el intercambio de información hacen más eficientes los procedimientos de verificación para aprobar o negar visas. Esto incluye cambios en la manera como se emiten las visas.

10 – Endurecimiento de las políticas y normas inmigratorias

Las políticas propuestas e implementadas por USCIS van en concordancia con las leyes sancionadas por el Congreso de los Estados Unidos. Basta mencionar algunos ejemplos: los cambios recientes en la definición de “carga publica” como una de las causales para negar la admisión al país, la actualización del Programa de Visa de Inversionista (EB-5), así como eliminar los permisos de trabajo para extranjeros en algunas categorías.

¿Cómo afectan estos tres cambios a los inmigrantes? De muchas formas. La regla relativa a la carga pública afectaría a los inmigrantes que solicitan visas en el extranjero y a quienes ya están en los Estados Unidos y desean ajustar su estatus al de residente permanente legal.

Los solicitantes que reciben ayuda social del estado (cupones alimenticios, medicamentos o atención médica, subsidios para vivienda), tendrían un obstáculo para obtener la Green card según estos lineamientos del Departamento de Seguridad Nacional. Esto quiere decir que los inmigrantes que aspiran a obtener la residencia permanente deben renunciar a las ayudas sociales

La propuesta publicada por el Departamento de Seguridad nacional no afecta a quienes ya tienen el estatus de residentes permanentes. Dentro de toda la incertidumbre que existe, sin embargo, hay una buena noticia para los inmigrantes indocumentados y es que los tribunales de Estados Unidos y el propio Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU, están abarrotados de casos no resueltos de inmigrantes que evacuarlos les va a tomar todavía mucho tiempo.

Abogados de inmigración de Los Ángeles

Ahora para cualquier inmigrante que desee trabajar sin la zozobra de que en cualquier momento será deportado y poder realizar cualquier tipo de trámite ante las agencias de inmigración del gobierno, es imperativo contar con la ayuda de un abogado de inmigración especializado que le evite errores que puedan conducir a su expulsión.

Los abogados de inmigración del bufete de LLuísLaw en Los Ángeles, están disponibles para atender cualquier caso inmigratorio por muy difícil que este sea. Si tiene algún problema con su estatus o si es un inmigrante ilegal llame ahora para una consulta gratuita al número (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441