TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

La regla de fuente colateral, consiste en la prohibición expresa de que se admita durante una demanda civil la exhibición de evidencia de indemnización recibida por la persona lesionada de una fuente distinta (colateral) que no sea el propio acusado. Esta norma desde su aprobación en 1854, ha sido calificada de injusta porque un demandante podría recibir un monto mayor o duplicado al costo real de las lesiones sufridas en un accidente.

La contraparte en cambio afirma que esta regla si es justa porque garantiza que el acusado no puede evadir su responsabilidad en situaciones difíciles para la víctima y no pagar por su negligencia. A pesar de lo controversial de esta norma la regla de garantía se sigue aplicando en California.

La regla de fuente colateral está compuesta por dos partes. La primera es de carácter probatorio y establece fundamentalmente que el jurado no puede recibir información relacionada con los pagos de compensación por lesiones recibidos por el demandante de una fuente externa, por ejemplo, la compañía de seguros (la fuente colateral propiamente).

Supongamos que una persona sufre un accidente automovilístico y recibe 90,000 dólares en compensación por sus lesiones, pero adicionalmente recibe otros 60,000 en compensación por la compañía de seguros. Durante un juicio, la información sobre ese pago no puede ser conocida o revelada a los miembros del jurado.

La segunda parte de la regla es de naturaleza sustantiva y establece la prohibición de reducir el pago por daños y perjuicios que está reclamando la víctima, a pesar de haber sido ya compensado por otros pagos derivados de fuentes externas o distintas.

En otras palabras, la víctima puede cobrar dos veces la indemnización por las lesiones sufridas. Por ejemplo, recuperar 100,000 dólares de indemnización por daños del jurado, no obstante haber recibido ya otros recibir 40,000 dólares en compensación por parte de la aseguradora.

La justicia en California aplica la regla de fuente colateral según la interpretación tradicional; pero existen dos situaciones distintas en las que un acusado por lesiones personales puede presentar esta evidencia.

a. Reclamos por negligencia médica

La parte demandada puede exhibir la evidencia que en otros casos estaría excluida del juicio por aplicación de la regla de fuente de garantía cuando se trata de una reclamación por negligencia médica. La ley de California permite que en un caso de lesiones personales basado en la negligencia de un proveedor de salud, el acusado promueva evidencia o pruebas de que el demandante ya ha recibido pagos asociados con la lesión.

Aquí se incluyen tanto la compensación de trabajadores como los beneficios de Seguro Social. Cuando el acusado elige presentar este tipo de evidencia, el demandante también tiene el mismo derecho de presentar pruebas de pago por cualquier cantidad con el fin de garantizar su derecho a recibir tales beneficios, las primas mensuales por ejemplo.

b. Honorarios médicos reducidos

La otra situación en la que se admite evidencia de la fuente colateral es cuando el caso está relacionado con facturas médicas impagas. La persona lesionada que busca recuperar el pago por concepto de gastos médicos no podrá recibir el monto del pago facturado y no pagado debido a las tarifas recudidas, sino solo el monto de lo que realmente pagó la compañía de seguros.

Por ejemplo, cuando las facturas de un tratamiento médico son por 150,000 dólares pero la compañía de seguros solo pagó $85,000 porque eso es lo que está estipulado (tarifas reducidas), la persona solo recuperará la cantidad de los daños que la compañía de seguros pagó ($85,000).

En otras palabras, cualquier otro pago hecho por la persona lesionada queda por fuera en estos casos. Para estos casos de lesiones por negligencia de otra persona, conviene consultar a un abogado experto que precise cómo la regla de fuente de garantía puede afectar su caso.

38 estados en el país han cambiado ya la regla de fuente colateral, según lo reveló una encuesta aplicada en 2006, y permiten que se presenten pruebas de pago de fuentes adicionales o colaterales en casos de negligencia médica. En 20 de los 38 estados donde la regla se cambió, se permite al juez o al jurado tomar en consideración para su veredicto los pagos colaterales.

En otros estados se está considerando hacer reducciones en los beneficios al demandante, una vez concluido el juicio. Otras modificaciones introducidas a la ley, establecen distinciones entre las fuentes colaterales públicas (Medicare / Medicaid) y las privadas (compañías de seguros y otros proveedores médicos).

¿Qué esperar en un juicio por lesiones personales en California?

En California los juicios por lesiones personales se desarrollan por fases: la presentación de la demanda, la negociación, la promoción de pruebas y el juicio. El abogado contratado para llevar el caso se encarga de recopilar toda la información que considera relevante y necesaria para el caso, mediante una investigación exhaustiva de los hechos y circunstancias que rodean el accidente, al igual que la complejidad de las lesiones, los testimonios de testigos, las opiniones médicas y de otros expertos, etc.

Después que se presenta la demanda o reclamación de daños personales, viene la fase de negociación. Esta fase es muy importante porque una buena parte de los casos de lesiones personales se resuelven aquí y no llegan al juicio. Los acuerdos suelen suceder después que el cliente está muy recuperado o el tratamiento médico ha concluido.

Con la información y sustanciación del reclamo, el abogado de lesiones prepara una oferta de acuerdo dirigida a la compañía de seguros. Tanto el abogado como la víctima reciben la respuesta del seguro a través de la Fiscalía. Entonces, el cliente decidirá si acepta los términos propuestos o la contraoferta de la aseguradora o si, por el contrario, los rechaza.

Cuando se llega a un acuerdo entre las partes, las negociaciones concluyen. Aunque no es lo usual, algunos casos de lesiones por su gravedad, condiciones o términos propuestos pueden llegar a un litigio en los tribunales o a través de un arbitraje (otra forma de litigio que administra un Tribunal neutral que es designado por terceros).

Si necesita ayuda para usted o un familiar suyo en un caso de compensación de trabajadores o desea una consulta gratuita para evaluar los beneficios que puede obtener, comuníquese con los abogados de asilo de Lluís Law. Nuestro número de teléfono es (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.