TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Si usted necesita asistencia o ayuda en un caso de deportación o familiar, los abogados expertos de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Sean cuales sean sus necesidades de defensa, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 40 años de experiencia en la representación de inmigrantes en el área de Los Ángeles

Las fianzas son un recurso que se emplea para obtener la salida de un extranjero que se encuentra detenido en un tribunal de inmigración de Estados Unidos. La fianza se constituye en una garantía de que la persona asistirá a las próximas audiencias a las cuales deberá asistir. Cuando el ICE detiene a una persona le fija un monto de fianza que esta deberá pagar en caso de que resulte elegible para la fianza desde luego.

Una fianza puede ayudarlo a usted y a su familia a salir de una situación dramática y estresante como esta, porque la prioridad es que usted salga y se defienda con un buen abogado pero en libertad.

El monto de la fianza está basado en la “evaluación y calificación de riesgo”, por llamarlo de alguna manera, que determina el juez de inmigración, si el caso va a la corte porque la persona no está de acuerdo con la cantidad fijada por el ICE y acude a un tribunal.

El procedimiento de fianza es por “separado” del procedimiento de deportación, pues la fianza busca es liberar de prisión al detenido mientras va corriendo el proceso de deportación.

¿Quiénes son elegibles para una fianza?

Algunas personas pueden ser elegibles para obtener una fianza otras no lo son, en la mayoría de los casos será su abogado quien deberá demostrar en la corte su conocimiento de la ley y pelear para que usted sea beneficiado con una fianza.

De acuerdo a las leyes de inmigración, las personas se dividen en dos categorías:

  1. Personas elegibles para fianzas bajo la S. 236 (a) de INA.
  2. Personas sujetas a “detención obligatoria” (no elegibles para la fianza) bajo la S. 236 (c).

¿Qué elementos toma en cuenta un juez de inmigración para fijar la fianza?

El juez de inmigración decide sobre la solicitud de fianza presentada basándose en una consideración que involucra la seguridad nacional, como se dijo anteriormente Es decir, la persona que solicita la fianza se realmente se presentará a nuevas audiencias en la corte. El juez entonces sopesa una cantidad de elementos que rodean al caso.

Por ello cuando el abogado presenta a su cliente en una audiencia de redeterminación de fianza, debe convencer al juez con elementos sólidos que la persona si se presentará a las siguientes audiencias de inmigración.

Para lograrlo, hay que demostrar los lazos comunitarios y familiares del cliente, su arraigo social, dibujar un perfil admisible del defendido y exhibir otras formas de alivio de la inmigración que se tengan a mano. Debe incluirse datos como:

– Dirección o domicilio permanente y tiempo de residencia en ese lugar.

– Empleo. Este elemento demuestra una razón sólida para no marcharse a otro lugar.

– Familiares con estatus legal en Estados Unidos.

– Membresía a iglesias, clubes, organizaciones sociales, etc.

Rodríguez Bond

Es posible ayudar a un inmigrante que ha permanecido detenido durante mucho tiempo en una prisión de los Estados Unidos para que recobre su libertad. El caso Rodríguez v. Robbins creó jurisprudencia para que las personas detenidas en el Noveno Circuito Judicial Federal, puedan solicitar una nueva audiencia de fianza luego de cumplirse un período de detención superior a los seis meses.

En este emblemático caso, el Tribunal de Circuito dictaminó el derecho que tienen las personas recluidas en centros de detención de inmigrantes a acudir a una nueva audiencia de fianza, cumplidos seis meses de detención.

A lo largo de todos los Estados Unidos existen centros de detención para inmigrantes acusados de diversos delitos. Desde indocumentados hasta personas extranjeras que han cometido alguna otra clase de delitos son confinados en estos recintos en los que nadie quisiera estar.

Aparte de las violaciones a los derechos humanos que se denuncian en los centros para inmigrantes los detenidos carecen de garantías procesales que les permitan que se caso sea tratado con la diligencia necesaria para evitar una reclusión prolongada.

Para las personas que residen en la jurisdicción del Noveno Circuito Judicial Federal, que comprende California, Alaska, Washington, Hawái, Nevada, Idaho, Arizona, Oregón, Montana y Guam, es posible lograr una medida de alivio para liberarlas de la detención.

Luego que su abogado presenta el caso en la corte, es el gobierno quien debe demostrar varios supuestos que fundamentan el caso, porque es en él precisamente que recae la carga de la prueba. Estos son:

  1. Que el detenido representa un “peligro para la comunidad”
  2. Que existe real “riesgo de fuga”
  3. Que la deportación y su ejecución son inminentes.

Si no pueden demostrar estas situaciones supuestas básicas –es muy difícil que lo hagan- entonces el detenido debe ser liberado bajo fianza.

Si necesita ayuda con un abogado de inmigración de Lluís Ley para los fines del mismo tiempo, no dude en contactarnos para una consulta gratuita. Nuestro número de teléfono es (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.