TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7
TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Los migrantes que son arrestados por autoridades de Estados Unidos en la frontera y devueltos a México para que esperen allí la resolución de sus casos en los tribunales de inmigración estadounidenses están expuestos a serios peligros de secuestro y extorsión y “otras modalidades de violencia”, según revelo un informe de Human Rights Watch (HRW) dado a conocer recientemente.

Los solicitantes de asilo en EE.UU. “son enviados de regreso a ciudades de México sin suficiente capacidad de albergue y con altas tasas de criminalidad, mientras esperan una audiencia de asilo en los tribunales migratorios estadounidenses”, señala el documento.

La organización defensora de los derechos humanos señala que “el gobierno de Trump ha ampliado radicalmente el programa Protocolo de Protección de Migrantes (MPP) y, al mismo tiempo, ha cercenado los derechos de los solicitantes de asilo en la frontera sur”.

Migrantes frontera de EEUU

Se denuncia que los solicitantes de asilo “son enviados de regreso a ciudades de México sin suficiente capacidad de albergue y con altas tasas de criminalidad, mientras esperan una audiencia de asilo en los tribunales migratorios estadounidenses”.

Los migrantes “enfrentan obstáculos nuevos o mayores para obtener y consultar asesores legales, un aumento en los casos en que las audiencias judiciales están cerradas al público, y el riesgo de secuestro, extorsión y otras modalidades de violencia” durante su permanencia en territorio mexicano añade el informe.

Mientras tanto los casos de asilo se van acumulando en las cortes de inmigración EE.UU. El número de expedientes ya sobrepasa el millón y deben ser resueltos por tanto solo 440 jueces.