TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Desde el 1ro de febrero de 2020, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS en inglés) dejará de procesar las peticiones de familiares desde el exterior. La agencia de migración dijo que este trámite lo hará solamente dentro de los Estados Unidos, y fuera del país solo en casos excepcionales.

Ahora el procesamiento de peticiones de familiares de ciudadanos o residentes permanentes lo realizará el Departamento de Estado (DOS), a través de las embajadas o consulados.

Debido a determinadas circunstancias, algunos los titulares de tarjetas de residencia y ciudadanos americanos que viven en otros países y tienen permisos de reingreso al país, piden a sus familiares para que emigren a Estados Unidos con una visa de inmigrante.

Esto se hace por medio de la presentación del Formulario I-130, Petición de Familiar Extranjero. A través de esta planilla se demuestra el vínculo familiar existente entre el peticionario y el beneficiario y comienza el proceso de reclamo de un familiar.

En un comunicado de prensa, la agencia del Departamento de Seguridad Nacional anunció que el DOS “asumirá la responsabilidad de ciertos servicios que anteriormente proporcionaba USCIS en sus oficinas internacionales, servicios que ya DOS provee en países donde USCIS no tiene presencia”.

USCIS cierra sus operaciones internacionales

La agencia el año pasado cerró casi todas las oficinas de su División de Operaciones Internacionales que se encargaban de tramitar visas de familia, residencias permanentes, solicitudes de ciudadanía americana para militares y casos de adopción de niños extranjeros.

Debido a la eliminación de la mayoría de sus oficinas es que la agencia está ahora delegando algunas de sus responsabilidades a las embajadas y consulados. La intención es agilizar el proceso de petición de familiares que concluye con el proceso consular.

Las peticiones de familiares desde el extranjero generalmente las hacen funcionarios de los EE.UU que prestan sus servicios en oficinas diplomáticas, en el servicio militar o en empresas multinacionales, quienes aún mantienen un domicilio estadounidense.

¿Qué se debe hacer ahora?

Todos los demás peticionarios de visas de inmigración para extranjeros que viven en el exterior, tendrán que hacer la presentación del Formulario I-130 vía electrónica. También tienen la opción de hacerlo por correo postal por medio de la Localidad Segura de USCIS (Dallas) para que sea procesado en Estados Unidos.

Desde 2019, la agencia de inmigración agregó esta forma a cierto grupo de formularios que pueden ser presentados por vía electrónica.

Después que se apruebe el Formulario I-130 por parte de los funcionarios consulares, los familiares solicitados tienen que esperar por un número de visa disponible. Cuando esto sucede es que pueden solicitar la Residentes permanente legal o Green Card, explicó USCIS.

Por cuanto el DOS “tiene una presencia internacional más amplia, hemos delegado en nuestros colegas del Departamento de Estado la autoridad para aceptar y adjudicar peticiones de familiares inmediatos que están en el extranjero, bajo ciertas circunstancias”, dijo Mark Koumans, subdirector de USCIS.