Lesiones laborales más comunes

En este artículo explicamos algunas de las lesiones laborales más comunes que pueden provocar una discapacidad en el trabajador. 

Estas lesiones, físicas o mentales, se producen en accidentes del trabajo y son bastante frecuentes en el estado de California. Por lo tanto, ameritan de beneficios de compensación al trabajador que no siempre están disponibles por diversas razones. 


Para asegurar que estas lesiones serán tratadas y compensadas debidamente, usted cuenta con nuestros abogados de accidentes en Los Ángeles. Llame ahora y obtendrá una consulta gratuita.

Lesiones laborales más comunes en California en 2020

El trabajador está expuesto a numerosos accidentes y lesiones en su lugar de trabajo. Aunque hay unos trabajos más peligrosos que otros. Pero, en general, siempre existen riesgos asociados al trabajo que se realiza en una empresa.

Entre las lesiones laborales más comunes están:

1. Lesiones traumáticas

Son causadas por traumatismos en accidentes automovilísticos y accidentes diversos en la empresa o en la calle. Involucran fractura de huesos, cortes y laceraciones, heridas profundas, amputaciones, quemaduras y pérdida de la visión y la audición. 

lesión craneal

Un traumatismo puede ser producido por factores mecánicos, físicos o químicos en el lugar de trabajo. Son lesiones sumamente graves que muchas veces dejan secuelas y causan incapacidad temporal o permanente en el trabajador.

El tratamiento de las lesiones traumáticas generalmente amerita largos períodos de rehabilitación, cirugías y exámenes costosos e implante de prótesis. 

Entre las lesiones traumáticas más importantes están:

i. Lesión craneal

Las lesiones craneales o traumatismos craneoencefálicos producen una alteración en la función neurológica. Son ocasionados por golpes fuertes que provocan daño físico al encéfalo. 

El resultado de estos traumatismos es la muerte o graves secuelas como impedimentos mentales y motrices.

Cuando el traumatismo craneoencefálico es tratado a tiempo es posible reducir o minimizar los daños secundarios. Es la causa más común de muerte y discapacidad en la gente joven.

Dependiendo de su nivel de gravedad, una lesión craneal puede ocasionar:

  • Pérdida o disminución de la conciencia.
  • Pérdida de la memoria a corto plazo, amnesia retrógrada o de eventos anteriores. También amnesia anterógrada u olvido de hechos posteriores al traumatismo
  • Déficits neurológicos como pérdida del equilibrio, astenia, trastornos visuales, pérdida de la sensibilidad, afasia y otros.
  • Alteraciones mentales (confusión y desorientación, ralentización del pensamiento, etc.)
  • Alteraciones auditivas.
  • Problemas visuales y otras patologías.

ii. Lesión de mano

Es otro tipo de lesión muy frecuente en el trabajo. Las lesiones en los dedos, la mano o las muñecas ocurren de forma repentina por golpes, por frecuencia de uso o desgaste diario.

Son causadas por manipulación de maquinarias, cortadoras, sierras y otras herramientas. Así mismo, las caídas, torceduras, contusiones o aplastamientos son un factor de riesgo.

Estas son algunas de las lesiones de mano más comunes: 

  • Fractura de muñeca o rompimiento de huesos de la mano.
  • Lesión en los ligamentos (pulgar del esquiador).
  • Lesión en las articulaciones o esguinces.
  • Lesión en los tendones (dedo en martillo).
  • Distensiones o tirones musculares y dislocaciones.
  • Lesión por aplastamiento. 

iii. Lesión del brazo

Estas lesiones laborales son más comunes que otras del artículo y se producen por igual en accidentes en el lugar de trabajo y accidentes automovilísticos de trabajo. Basta con un descuido, un resbalón o un equipo que funcione de forma inadecuada para que un trabajador se lesione.

Hay varios tipos de lesiones del brazo: 

  • Fractura de los huesos del brazo como el húmero, el cúbito o el radio.  
  • Fractura del codo. Una de las más comunes es la fractura del húmero distal, localizado justo donde se forma el codo.
  • Fractura de olécranon. El extremo del codo que permite doblar y enderezar el brazo a la altura del codo.
  • Amputaciones del brazo o el antebrazo.
  • Dislocaciones provocadas por empujar o estirar el brazo, haciendo que los huesos salgan de la articulación. 
  • Torceduras, esguinces y contusiones.
  • Daño a los nervios del brazo por fractura o corte.
  • Epicondilitis o codo del tenista.
  • Síndrome de Popeye. Una lesión en las rótulas del bíceps, que al romperse retrae el músculo y provoca un gran abultamiento. 

iv. Lesión de rodilla, tobillo y pie

Las lesiones de este tipo afectan los tejidos blandos, los ligamentos y los tendones. Sin embargo, es posible que también los huesos sufran.

  • Lesiones de rodilla. Se generan por golpes o por uso excesivo. Por ejemplo, en trabajadores que permanecen inclinados, deben caminar mucho o recorrer terrenos accidentados. Las lesiones más comunes relacionadas con la rodilla son:
    • Esguince de rodilla. Uno o más ligamentos se estiran excesivamente por causa de un tirón o una torcedura, provocando su desgarramiento o rompimiento.
    • Desgarramiento. Se produce cuando un músculo o tendón o músculo se estira mucho.
    • Lesión de menisco o daño al menisco que hace las veces de amortiguador de la rodilla.
    • Lesiones en los ligamentos de la rodilla.
  • Lesiones del tobillo. Las lesiones más comunes del tobillo son en primer lugar las torceduras, luego están las fracturas. Una torcedura o esguince provoca una lesión en los ligamentos. Conviene tener presente lo siguiente con estas lesiones:
    • Se producen por el movimiento hacia fuera o hacia adentro del pie. Esto aumenta la tensión de los ligamentos del tobillo causando su lesión.
    • Un esguince puede ser muy peligroso si el trabajador no lo atiende a tiempo. Puede tardar semanas y hasta meses para recuperarse plenamente de una lesión como esta.
    • El hueso del tobillo también se puede fracturar por una caída o torcedura, pudiendo afectar otras partes del pie. Por ejemplo, los tendones que mantienen unidos los músculos al hueso y los cartílagos.
  • Lesiones del pie. Las lesiones del pie o de los dedos del pie junto con las lesiones de tobillos son frecuentes en todas las personas. Aunque ocurren con mayor frecuencia a deportistas y ciertos trabajadores. Las lesiones más frecuentes del pie son:
    • Lesión en los ligamentos que soportan las articulaciones.
    • Lesión en los tendones, especialmente en el talón de Aquiles.
    • Lesión en articulaciones o esguinces.
    • Lesión por aplastamiento (síndrome compartimental).
    • Tirones musculares o distensiones de los músculos del pie.
    • Dislocación de huesos.
    • Fractura de huesos o dedos del pie.

v. Lesiones de espalda y cuello

Son lesiones que varían en cuanto a su gravedad. Van desde los latigazos cervicales y las fracturas de vértebras, hasta el aplastamiento de discos o hernias discales. Esta es la consecuencia de malas posturas al trabajar sentado o de pie.

Otras veces se manifiestan después de una caída en el trabajo o en un accidente automovilístico.

Algunas de estas lesiones pueden ocasionar dolores muy agudos durante años. A menos que sean tratadas adecuadamente con cirugía, rehabilitación y medicamentos. Las lesiones de espalda y cuello están asociadas con las llamadas enfermedades profesionales.

La sintomatología de ambas lesiones, depende del tipo de lesión, la localización y su gravedad. Por lo general se manifiestan con:

  • Entumecimiento u hormigueo en las extremidades.
  • Dolor crónico en la espalda.
  • Dolor en las piernas o los brazos.
  • Debilidad muscular o espasmos musculares.
  • Dificultad para caminar.
  • Problemas en la vejiga o los intestinos.
  • Parálisis parcial o total.
  • Opresión en el cuello.
  • Dolor de cabeza y otros.

vi. Lesiones de la médula espinal

Son un tipo de lesión incapacitante pues afecta la sensibilidad y la fortaleza de la persona. Los trabajadores que sufren este tipo de lesiones experimentan un cambio repentino en casi todos los ámbitos de su vida. Es decir, desde el punto de vista mental, emocional y social. 

Estas lesiones causan impedimentos motrices y dolores muy fuertes. La gravedad de la lesión de médula espinal se clasifica de dos maneras:

  • Completa: se pierde toda sensibilidad y capacidad de control sobre el movimiento del miembro o parte lesionada de la médula espinal.
  • Incompleta: si la actividad motora o sensorial no se pierde del todo por debajo de la zona de la lesión. Las lesiones incompletas a su vez tienen diferentes grados.

Además, estas lesiones causan dos tipos de parálisis:

1. Tetraplejia o cuadriplejia. Las extremidades como brazos, piernas, manos, tronco o los órganos pélvicos resultan afectados por la lesión de la médula espinal.

2. Paraplejia. Es un tipo de parálisis que afecta todo el tronco o parte de él, al igual que las piernas junto con los órganos pélvicos.

Síntomas de las lesiones de médula espinal

  • Pérdida del movimiento.
  • Alteración o pérdida de la sensibilidad que dificulta el tacto.
  • Incontinencia o pérdida del control sobre los esfínteres (ano o vejiga).
  • Dolor o ardor intenso causados por la lesión de las fibras nerviosas a lo largo de la médula espinal.
  • Reflejos involuntarios o espasmos.
  • Dificultad permanente para respirar o toser.
  • Disfunción sexual e infertilidad.
abogados especialistas en derecho de seguros

Nuestros abogados especialistas en derecho de seguros siempre están dispuestos para ayudarle en los casos de lesiones laborales más comunes igual que en los menos frecuentes. No siempre la compensación al trabajador está disponible porque surgen controversias con el empleador o el seguro médico. 

2. Lesiones por estrés repetitivo

Son lesiones causadas por labores manuales en entornos de trabajo como fábricas y oficinas. También en prácticas deportivas y por el uso de dispositivos electrónicos modernos. 

Las lesiones por estrés repetitivo (RSI) se desarrollan con el tiempo y afectan los músculos, los nervios y los tendones. La causa es el uso excesivo de un miembro y los movimientos repetitivos que la persona ejecuta.

En la actualidad, las lesiones por estrés repetitivo son conocidas bajo distintos nombres: 

  • Lesiones por movimiento repetitivo.
  • Trastorno por trauma acumulativo (TDC).
  • Trastorno por movimiento repetitivo (RMD).
  • Trastorno del miembro superior.
  • Síndrome de uso excesivo ocupacional.
  • Trastorno musculoesquelético regional.

A menudo el trabajador que padece estas lesiones o trastornos debe mantener posiciones incómodas para ejecutar su trabajo. O por realizar un esfuerzo físico excesivo y someter ciertas partes del cuerpo a compresión mecánica o a vibraciones.

Algunas veces las lesiones por estrés repetitivo están asociadas con problemas cervicales y otras enfermedades de manos, cuello y espalda. Durante los primeros síntomas de las lesiones, es posible aprender a convivir con ellas.

Pero luego se vuelven tan insoportables y dolorosas que pueden llegar a ser incapacitantes. Su tratamiento es generalmente costoso, porque algunas veces requiere de cirugía y terapias de rehabilitación prolongadas.

Tipos de lesiones por estrés repetitivo

Las lesiones por estrés repetitivo afectan fundamentalmente las extremidades superiores del cuerpo. Por ejemplo, manos y muñecas, antebrazos y codos, cuello y hombros. Estas lesiones o enfermedades son las siguientes:

  • Síndrome del túnel carpiano / neuropatía media.
  • Bursitis.
  • Síndrome del túnel cubital / neuropatía cubital.
  • Enfermedad degenerativa de las articulaciones.
  • Enfermedad degenerativa del disco.
  • Tendinitis.
  • Roturas del manguito rotador.
  • Codo de tenista / epicondilitis.

Síntomas de las lesiones por estrés repetitivo

Estos síntomas pueden manifestarse de forma moderada o severa, ya que las lesiones se van desarrollando gradualmente. Puede ser a través de dolores en las articulaciones, debilidad, rigidez, palpitaciones, hormigueo o entumecimiento y calambres.

Por lo general, comienzan con algunos síntomas leves mientras se realiza una tarea. Posteriormente se manifiestan durante las horas de descanso de forma permanente.

Cuando no se atienden a tiempo por medio de un tratamiento médico de rehabilitación, los síntomas aumentan. 

Causas de las lesiones RSI

Además de las tareas repetitivas, hay otros factores que aumentan el riesgo de lesiones por estrés repetitivo (RSI).

  • Realizar actividades que suponen esfuerzo excesivo durante mucho tiempo sin tomar descansos.
  • Mantener malas posturas de pie o sentado por períodos prolongados. 
  • Permanecer frecuentemente en posiciones incómodas durante la ejecución del trabajo.
  • Realizar trabajos en ambientes con temperaturas muy frías.
  • Manipulación de equipos vibratorios (taladros, vibrocompactadores).
  • Trabajos en fábricas con líneas de ensamblaje.
  • Labores en la industria manufacturera y de alimentos.
  • Realizar por tiempo prolongados trabajos manuales (empaquetar productos, escribir, etc).

Recuerde que nuestros abogados laborales en Los Ángeles son especialistas en esta área. Tomamos los casos de lesiones laborales más comunes y difíciles y procuramos siempre que el trabajador obtenga beneficios justos de compensación.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Es una enfermedad asociada con movimientos repetitivos de las manos. Afecta a todos los trabajadores que realizan trabajos con las manos: secretarias, escritores, transcriptores, peluqueros, manualistas y artesanos.

El túnel carpiano es un conducto estrecho parecido a un túnel que se localiza en la muñeca. La enfermedad se genera por la inflamación de los tejidos que rodean a los tendones flexores en la muñeca.

Esto afecta y presiona al nervio mediano que se extiende desde el antebrazo hasta el interior de la mano. Al inflamarse los tejidos (membrana sinovial), se reduce el espacio del túnel carpiano. Eso provoca la compresión del nervio produciendo dolor en las manos.

3. Lesiones en accidentes de tráfico

lesión en el cuello por accidente de tráfico

Latigazo cervical

Es una de las lesiones más frecuentes en accidentes de tránsito. Las sufren los conductores y pasajeros durante los accidentes traseros principalmente. Al ser golpeado el vehículo desde atrás o por un costado se produce una sacudida violenta en el cuello (latigazo). 

Esguinces y distensiones de espalda, pecho y hombros

Los esguinces son estiramientos o desgarros de los ligamentos que conectan entre sí a los huesos. Al tensionarse al extremo estos ligamentos pueden sufrir una distensión o romperse causando una lesión muy seria a la persona. 

Las distensiones ocurren en los tendones y el tejido muscular del cuello, la espalda, el pecho y los hombros.

Estrés postraumático

Los accidentes automovilísticos no sólo causan lesiones físicas sino también daños emocionales. Las personas algunas veces experimentan diversos síntomas vinculados con el trastorno de estrés postraumático.

Se manifiesta con episodios o recuerdos del accidente (flashbacks) y pensamientos desagradables e involuntarios que se repiten. Además de pesadillas, alucinaciones, angustias, fobias, taquicardia y otros.

Traumatismo craneal

Las bolsas de aire y cinturones de seguridad a veces son insuficientes para evitar los traumatismos en la cabeza. Durante un choque de frente, las personas pueden sufrir conmoción cerebral, traumatismo craneoencefálico y heridas abiertas o cerradas.

Los choques laterales también pueden causar lesiones en la cabeza y en otras partes del cuerpo, según el golpe recibido.

Heridas / cicatrices en el rostro

Las víctimas de accidentes de auto graves corren el riesgo de sufrir traumatismos y heridas directas en el rostro. Esto ocasiona a menudo desfiguración y cicatrices muy dolorosas y angustiantes para las personas. 

Los cortes o magulladuras leves, se curan con un tratamiento a base de medicamentos desinflamatorios y alguna cirugía menor. Pero las lesiones más profundas en la cara, requieren de cirugías reconstructivas de mandíbula y nariz o del rostro completo. 

Daños en la espalda

Incluyen diversos traumatismos: daños de columna (torácica o lumbar), lesiones de discos, lesión de la médula espinal, esguinces y otras. Según el tipo de accidente y el impacto de la colisión, estas lesiones pueden ser leves o graves.

Cuando el daño es grave, podría conllevar parálisis temporal o permanente.

Fracturas óseas múltiples

Los conductores y pasajeros están expuestos a sufrir fracturas de cráneo, brazos, piernas, rostro, costillas, rodillas, cuello y espalda, entre otras. Dependiendo de la ubicación de la fractura, su tamaño y la profundidad de la herida, será el tiempo de recuperación.

Algunas de estas fracturas dejan secuelas por lo que pueden generan discapacidad en la persona para realizar ciertas tareas. 

Si usted se lesionó y tiene problemas para obtener compensación al trabajador no dude en llamarnos. Nuestros abogados de accidentes en
California saben cómo ayudarle para que reciba atención médica y los beneficios que merece. 

4. Cortaduras y laceraciones

Son de las lesiones laborales más comunes en la industria manufacturera por el uso permanente de cuchillos, sierras, guillotinas, picadoras y rebanadoras. Sin embargo, también son bastante frecuentes en el sector de la construcción y en la industria automotriz.

cortes en lesiones laborales más comunes

Las lesiones por cortes y laceraciones no son exclusivas de un tipo de trabajo en particular. Pueden ocurrir en cualquier lugar de trabajo en el que se empleen equipos e implementos peligrosos. 

La laceración es un desgarro que sufre la piel y puede ser profundo o liso (raspones, abrasiones) en la zona lesionada. Algunas veces requieren de una cirugía cutánea y aplicar luego sutura para cerrar la herida.

En cambio las cortaduras son heridas uniformes más profundas que causan hemorragias mayores. Pueden afectar los tejidos, los músculos, los tendones y los nervios. Junto con los ligamentos, los vasos sanguíneos y los huesos. 

5. Lesiones por resbalones y caídas

Estas son otras de las lesiones laborales más comunes. Comprenden lesiones en piernas, tobillos, torceduras y esguinces, así como lesiones de mano o muñeca y lesiones de rodilla. 

Las causas de estos accidentes son variadas, pero estas son las más comunes: 

  • Suelos levantados y alfombras dañadas.
  • Líquido derramado en los pisos.
  • Poca iluminación del área de trabajo.
  • Mantenimiento incorrecto de pisos, pasamanos o aceras.
  • Pasarelas obstruidas con objetos.
  • Falta de mantenimiento o mantenimiento deficiente durante el invierno.

A menudo cuando las personas sufren estos accidentes, en el momento no le prestan atención y dejan pasar el incidente. 

El problema es que estas lesiones pueden aparecer más tarde. Y, si no se notifica a tiempo al empleador, éste puede dudar de su veracidad.

abogados de caídas y resbalones

Revise nuestra sección de abogados de caídas y resbalones para más información.

6. Lesiones por uso de equipos y maquinaria pesada

Son lesiones laborales muy comunes en la industria de la construcción y en el sector manufacturero. Ocurren por el uso de maquinarias y equipos industriales generando cortes, laceraciones y diversas fracturas óseas. Algunas veces, incluso, amputaciones y aplastamientos. 

Los accidentes con maquinaria pesada involucran una variedad de equipos. Entre estos: retroexcavadoras, excavadoras, montacargas, grúas, niveladoras, pavimentadoras, capas de tubería y zanjadoras.

Los riesgos asociados al uso de equipos y maquinaria pesada incluyen:

  • Atropellos y golpes.
  • Volcamiento de la máquina.
  • Choque contra otros vehículos.
  • Caída de personas desde la máquina.
  • Quemaduras.
  • Atrapamientos.

7. Lesiones por sobreesfuerzo

Someter el cuerpo a un esfuerzo excesivo y sobrecargar los músculos es otra de las causas de mayores lesiones de trabajo. Por lo general, estas lesiones laborales se encuentran entre las más comunes y se generan por cargar y levantar objetos pesados, también por empujarlos o jalarlos.

Los trabajadores se lesionan la espalda o los hombros cuando realizan esfuerzos excesivos ya que se producen esguinces y distensiones.  

Anualmente las empresas estadounidenses pagan miles de millones de dólares para  el tratamiento de estas enfermedades. Por ello, los empleadores deben recomendar y facilitar a sus empleados equipos, tecnología y soluciones ergonómicas.

Solo de esa forma es posible ajustar el trabajo a la capacidad del cuerpo. Así mismo, al usar instrumentos de trabajo e implementos más cómodos la labor se hace más tolerable. Basta con permitir a los empleados tomar breves descansos y realizar ejercicios.

Se debe también proporcionar al trabajador un manual con especificaciones sobre cómo realizar tareas de forma más segura. Especialmente al levantar objetos pesados o, mejor aún, al usar equipos de levantamiento mecánico.    

8. Pérdida de la audición por exposición a ruidos fuertes

Es un tipo de lesión o enfermedad asociado con el envejecimiento natural de la persona. Aunque más de la mitad de las personas con deficiencias auditivas en el mundo están en edad de trabajar. 

La pérdida de capacidad auditiva o sordera puede ser ocasionada también por accidentes, rutinas laborales y exposición a ruidos excesivos. Otros factores son enfermedades, infecciones, el consumo de determinados medicamentos o tener un origen hereditario.

Hay determinados trabajos en industrias de diverso tipo, aeropuertos y discotecas donde se genera mucho ruido. Esto puede ocasionar severos e irreversibles daños a la audición.

Los trabajadores que sufren discapacidad auditiva pueden reclamar beneficios del seguro social por incapacidad. Aparte de los beneficios de compensación laboral a los que tiene derecho.

Actualmente existen dispositivos y cirugías que permiten a la persona recobrar la audición.

9. Pérdida de la vista

Las personas pueden perder la vista por diferentes causas. En este problema pueden intervenir factores de orden físico como psicológico. 

Entre las causas más frecuentes de pérdida de la visión o ceguera permanente están:

  • Traumatismos cerebrales y craneoencefálicos.
  • Quemaduras.
  • Exposición a gases y vapores de sustancias químicas.
  • Negligencia o mala praxis médica.
  • Heridas con objetos punzantes.
  • Golpes con objetos contundentes.

Otras causas de la pérdida de la visión, están relacionadas con enfermedades como degeneración muscular, glaucoma y cataratas.

La pérdida del sentido de la vista al igual que la parálisis, supone un cambio total en el estilo de vida de la persona. Su capacidad de trabajo y de disfrute, se reducen dramáticamente. 

Está considerado como uno de los eventos más traumáticos y dolorosos en la vida de cualquier persona.

10. Intoxicación y envenenamiento por inhalación de gases tóxicos 

Los trabajos donde existe más riesgo de intoxicación y envenenamiento son los relacionados con la industria química. Particularmente, en el sector farmacéutico, cosmético, minero y petrolero – petroquímico).

Igualmente, los empleados de grandes almacenes de productos químicos que son utilizados como reactivos y diluyentes. Estos productos pueden causar reacciones alérgicas, quemaduras y daños oculares.

Por otro lado, la inhalación de gases tóxicos puede provocar intoxicación o envenenamiento. Es la causa de enfermedades como, bronquitis y bronquiolitis, asma y dermatitis. 

La forma de evitar estas lesiones laborales más comunes es usando equipos de protección y la indumentaria adecuada. Por ejemplo, mascarillas, guantes, gafas y trajes apropiados.

Las empresas deben suministrar a todos sus trabajadores estos implementos de trabajo. De no hacerlo se exponen a sanciones y pueden ser denunciados ante la Oficina del Comisionado Laboral de California.

11. Lesiones por electrocución

Los accidentes con descargas eléctricas se producen cuando una persona recibe una gran cantidad de corriente en su cuerpo. Las lesiones por electrocución, dependen de varios factores como: 

  • Voltaje
  • Tipo de corriente (alterna/continua)
  • Tiempo de contacto con la electricidad 
  • Punto de entrada al cuerpo.

Tales lesiones pueden ser leves, de mediana magnitud, graves o fatales. Cuando las lesiones son fatales se les denomina accidentes por electrocución. Ocurren en las empresas cuando el trabajador hace contacto con líneas de alta tensión o equipos de alto voltaje.

A menudo las descargas eléctricas fuertes producen quemaduras, daño a los tejidos y hasta la muerte. Unas veces por la cantidad de energía que entra al cuerpo de la persona, otras por caídas desde sitios altos. 

Los trabajadores de la industria eléctrica y de empresas que utilizan energía continua son los más expuestos a sufrir este tipo de accidentes fatales. 

Causas principales de lesiones por electrocución

  • Cableado eléctrico averiado o defectuoso.
  • Productos defectuosos.
  • Falta de mantenimiento de equipos.
  • Negligencia en mantenimiento del cableado público.

Cuando un trabajador se lesiona en un accidente por electrocución queda incapacitado de forma temporal o permanente. Estos accidentes deben ser investigados en profundidad para determinar la responsabilidad de quien lo provocó.

Podría haber responsabilidad de la compañía de electricidad o del fabricante del producto. De ser así, es posible presentar una demanda civil por daños. Si la víctima fallece entonces puede exigir una indemnización por muerte en accidente laboral.

12. Lesiones por quemaduras

Son unas de las lesiones más dolorosas y desfigurantes, pudiendo llegar a convertirse en muy traumáticas y potencialmente mortales. Las quemaduras en el lugar de trabajo frecuentemente son causadas por:

  • Incendios forestales. 
  • Incendios de vehículos.
  • Incendio de establecimientos comerciales y plantas industriales.
  • Substancias químicas (ácidos) y vapores.
  • Objetos energizados o calientes.
  • Descarga eléctrica.
  • Radiación.
  • Agua hirviendo y otros líquidos sometidos a altas temperaturas.
  • Luz solar / luz ultravioleta.
quemaduras

Las quemaduras se clasifican según su grado. Existen seis grados de quemaduras en total. Van desde quemaduras de primer grado que son muy leves y no requieren atención médica. Hasta quemaduras de quinto y sexto grado, que pueden llegar a ser fatales.

Si ha sufrido una lesión por quemaduras llame a nuestros abogados de accidentes y revisaremos su caso. Por ser lesiones incapacitantes que requieren de costosos tratamientos algunas veces se niegan al trabajador los beneficios de la compensación.  

13. Estrés laboral y daño psicológico

Hay múltiples factores que inciden en el daño psicológico. Los más frecuentes son estrés laboral, trabajos rutinarios o mal remunerados, acoso laboral, preocupaciones y malos tratos. 

Ciertos empleos que demandan una constante tensión mental, pueden causar trastornos psicológicos severos al trabajador.

Este tipo de situaciones son conocidas como relaciones laborales precarias. Es decir, el trabajo en condiciones fuera de la normalidad. Los contratos temporales y las jornadas de trabajo extenuantes, pueden minar la salud mental del trabajador.

El daño psicológico puede provocar incapacidad y limitaciones de trabajo al empleado de forma temporal o permanente. Para su recuperación es necesario que el trabajador se someta a largos períodos de rehabilitación.

14. Lesiones personales por riñas en el trabajo

Cuando se generan peleas entre compañeros de trabajo existe siempre el riesgo de lesiones. La consecuencia de estos enfrentamientos entre trabajadores va desde fracturas de huesos hasta heridas abiertas y la muerte. Cualquier resbalón y caída puede ser fatal.

Las empresas deben estar siempre preparadas para estos episodios violentos. Una manera de prevenirlos es vigilar el comportamiento de los trabajadores y monitorear las relaciones entre trabajadores. De esa forma es posible detectar molestias y diferencias entre ellos. 

Tipos de accidentes de trabajo más comunes en 2020

Todo trabajo tiene implícito un riesgo asociado para la salud del empleado. Sin embargo, ciertos trabajos u oficios comportan más riesgo de accidente que otros. 

Las estadísticas de accidentes en Estados Unidos y California indican que los accidentes laborales más frecuentes son estos:

Accidentes de construcción

La industria de la construcción es una de las más peligrosas para los trabajadores. Las lesiones laborales más comunes en este sector ocurren por:

1. Accidentes de grúa 

Las grúas representan un peligro muy serio para los trabajadores de la construcción en California. Por increíble que parezca, son la causa de decenas de accidentes graves en el sector de la construcción cada año.

Cifras de la agencia de Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), así lo indican. La mayor parte de las muertes en accidentes con grúas (89%), ocurren en las obras de construcción. 

Un estudio de la Universidad de Medicina de Utah descubrió que uno de los principales factores de estos accidentes es la electrocución. 

Los operarios u otros obreros se energizan dentro de las grúas o cerca de ellas. Otras veces las lesiones se deben a arrollamientos o volcaduras de las grúas.

2. Accidentes de bulldozer

Las excavadoras son máquinas de uso frecuente en cualquier obra de construcción y se usan para conformar terrenos y despejar de escombros un área. 

Los accidentes por volcamiento de las excavadoras están entre los más comunes. Casi siempre se deben a descuidos del operario cuando intenta esquivar otro vehículo o a otra persona que está cerca.

3. Accidentes de montacargas

Estadísticas de OSHA estima que en Estados Unidos cada año unas 9,000 personas resultan lesionadas en accidentes con montacargas. La mayoría de estos accidentes ocurren en obras de construcción peatonal.

Las causas principales de los accidentes son: 

  • Desequilibrio de la carga en las horquillas.
  • Imprudencia del operario.
  • Llevar pasajeros en montacargas.
  • Intentar mover cargas demasiado pesadas para la máquina.
  • Desplazamiento del montacargas a una velocidad inapropiada.
  • Choque con otros vehículos.

El resultado de estos accidentes es casi siempre de lesiones por:

  • Aplastamiento
  • Amputaciones
  • Lesiones craneales
  • Huesos rotos
  • Lesiones de espalda, entre otras.

Aparte de las lesiones que provocan máquinas y equipos de carga pesada como grúas, bulldozer, camiones y montacargas están: 

  • Caídas desde andamios, escaleras y techos.
  • Ser golpeado por objetos que caen.
  • Mal funcionamiento de equipos y herramientas.
  • Accidentes por manipulación de maquinaria pesada.
  • Deficiencias de normas de seguridad industrial y falta de equipo adecuados.
  • Colapso de estructuras.
  • Exposición a sustancias químicas con alto grado de toxicidad.
  • Accidentes eléctricos.

Las lesiones laborales más comunes que producen los accidentes de construcción son:

  • Lesiones de espalda
  • Lesiones de cuello
  • Lesiones de la médula espinal
  • Lesiones en piernas y rodillas
  • Lesiones en los brazos y hombros
  • Quemaduras
  • Amputaciones
  • Lesiones cerebrales
  • Heridas punzantes
accidentes y lesiones en la construcción

Según la gravedad de la lesión sufrida por el trabajador será la discapacidad resultante, es decir, temporal o permanente. 

En caso de estar comprometida la responsabilidad de un tercero en el accidente, el trabajador puede reclamar compensación extra. Incluye: gastos médicos, salarios perdidos, rehabilitación, además del dolor y sufrimiento. 

Si usted es un trabajador inmigrante y tiene problemas para obtener compensación al trabajador comuniquese con nosotros. Protegemos los derechos de los trabajadores inmigrantes en Estados Unidos, sin importar su estatus migratorio.

Accidentes de almacén

Estos son solo algunos de los riesgos de accidentes más frecuentes en un almacén:

  • Resbalones por piso húmedo o sucio.
  • Tropiezo con restos de materiales dejados en los pasillos u objetos mal almacenados.
  • Caídas desde escaleras manuales y carretillas elevadoras.
  • Accidentes con elevadores.
  • Atropello con montacargas y otros vehículos. 
  • Caída de objetos depositados en estanterías y desplome de estanterías. 
  • Objetos mal apilados.
  • Golpes y choques con objetos inmóviles.
  • Atrapamiento entre objetos, vehículos o máquinas volcadas.
  • Cortes con herramientas y otros objetos afilados y puntiagudos.
  • Contacto eléctrico y manipulación de tableros o instalación eléctrica.
  • Incendios o explosiones.
  • Accidente por Congelación.

Accidentes por equipos y maquinaria defectuosa 

Una variedad de lesiones laborales más comunes son causadas por accidentes con equipos y herramientas defectuosos. Motores, compresores, cintas transportadoras, cortadoras, taladros, pistolas de clavos, mangueras hidráulicas, pueden causar serios daños al trabajador.

Desde vehículos hasta herramientas con defectos de fábrica o fallas de funcionamiento representan un peligro para el trabajador. Por ejemplo: 

  • Herramientas eléctricas y manuales.
  • Equipo electrónico.
  • Equipo eléctrico.
  • Escaleras y andamios.
  • Equipo de cocina.
  • Equipo de oficina.
  • Muebles varios (sillas de oficina y escritorios).

Las lesiones que pueden causar estos equipos defectuosos incluyen: 

  • Amputación o aplastamiento.
  • Quemaduras.
  • Fractura óseas diversas.
  • Heridas y laceraciones.
  • Caídas desde alturas. 
  • Pérdida de la vista o la audición

Muchas fallas y accidentes de trabajo son causados por equipos defectuosos. Pero también la falta de capacitación del trabajador es un factor determinante. 

El entrenamiento inadecuado o insuficiente del personal para el uso de un equipo de trabajo, puede causar también accidentes graves.

Accidentes de oficina

La mayor parte de las lesiones que sufren los empleados de oficinas están asociadas con movimientos repetitivos. Como ya se explicó anteriormente, el uso frecuente de ciertas partes del cuerpo generan enfermedades y lesiones.

Aunque se crea que en la oficina no hay riesgos de accidentes ni lesiones, la realidad muestra que sí. Escribir, permanecer de pie, doblarse e inclinarse genera desgaste muscular y fatiga en manos, piernas y cintura. 

Del mismo modo que levantar y transportar objetos y materiales (libros, cajas, muebles), también causa lesiones con el tiempo.

Algunas de las lesiones y accidentes de oficina más frecuentes son: 

  • Traumatismos continuos o acumulativos.
  • Resbalones y caídas, tropiezos.
  • Lesiones de la columna vertebral (hernias discales, dolor en la espalda crónico)
  • Estrés y demás enfermedades psicológicas.
  • Resbalones y caídas, tropiezos.

¿Qué se considera una lesión en el trabajo?

Una lesión de trabajo es aquella que surge como consecuencia de un accidente laboral o una enfermedad ocupacional. Así lo define la Ley del Seguro Nacional.

Para acceder a beneficios de compensación a los trabajadores en California, la lesión debe ocurrir en determinadas circunstancias:

  • Camino a su trabajo o mientras se desplaza de un lugar de trabajo a otro. 
  • Mientras realiza una tarea en el trabajo (sede de la empresa).
  • Durante el intento de salvar una vida o evitar daños en el entorno inmediato de la empresa. 
  • En el lugar de trabajo pero no necesariamente debido al trabajo por una lesión infligida por otra persona. Siempre y cuando la persona lesionada no haya sido responsable de la lesión también (una riña personal).
  • Accidente ocurrido en el lugar donde el empleado o sus compañeros come durante los descansos. Comprende también la ruta desde o hacia este lugar (comedor – restaurante). 
  • Durante la realización de actividades de carácter sindical.
  • Un asalto ocurrido durante el desempeño de su trabajo y como resultado de este. Cualquier daño físico o psicológico se considera una lesión de trabajo.

Los accidentes ocurridos al trabajador fuera del horario de trabajo y en una ruta distinta al sitio de trabajo, no se consideran accidentes laborales. Esto incluye los desvíos del trabajador hacia otro lugar mientras se dirigía hacia su lugar de trabajo.


Si ha sufrido alguna de estas lesiones laborales más comunes o cualquier otra lesión de trabajo póngase en contacto ahora. Le ofrecemos una consulta gratuita para estudiar su caso y ayudarle a obtener tratamiento médico y otros beneficios.