Abogados de carros defectuosos

Si está buscando los servicios de abogados de carros defectuosos en Los Ángeles podemos ayudarle. Tenemos amplia experiencia en todo tipo de reclamos y demandas relacionadas con estos asuntos. 


Comuníquese con nosotros y solicite una consulta profesional con cualquiera de nuestros abogados de accidentes de auto. Podemos revisar su caso sin ningún compromiso para usted y explicarle cuáles son sus mejores opciones disponibles.   

Los mejores abogados de carros defectuosos en Los Ángeles, California

Las piezas defectuosas de los autos pueden ocasionar serios daños a las personas. Cada año miles de conductores y pasajeros mueren o resultan lesionados por esta causa. Estas partes van desde el cinturón de seguridad hasta los neumáticos.

En los accidentes provocados por carros defectuosos sus fabricantes son los primeros responsables. Por lo tanto, deben indemnizar a la víctimas según el tipo de accidente y el tipo de lesiones sufridas.     

Los reclamos o demandas por carros defectuosos forman parte de la llamada responsabilidad de producto. La ley establece que los diseñadores y fabricantes de automóviles o de cualquier partes automotrices son responsables por sus productos.

pieza de un vehículo con defectos

Sin embargo, las poderosas compañías fabricantes no siempre asumen esa responsabilidad por razones financieras y de imagen. Hacerlo supone aceptar que se han equivocado o cometido errores inexcusables de diseño y fabricación.

Es allí donde nuestros abogados de carros defectuosos actúan para proteger y luchar por los derechos de los clientes:

  • En Abogado.LA hemos ganado decenas de casos relacionados con productos defectuosos y recuperado millones de dólares en litigios.
  • Nuestro trabajo serio y responsable nos ha convertido en uno de los mejores bufetes de abogados de carros defectuosos de Los Ángeles. 
  • Trabajamos con tarifas de contingencia (sin gastos de bolsillo para el cliente).
  • Sabemos ganar casos complicados como estos, por eso nos buscan. 

La Ley Limón de California en 2021

Su nombre oficial es Ley de garantía del consumidor Song-Beverly. Figura en el Código Civil de California Sección 1790. Es un tipo de ley que protege al consumidor al momento de adquirir o alquilar bienes y servicios. 

Pueden ser bienes para uso personal, familiar o doméstico. La ley limón de autos incluye el chasis, el chasis de la cabina así como el tren delantero de las casas rodantes. Pero no cubre piezas de recambio. 

En general, tampoco ropa y algunos productos de consumo como frutas, verduras, medicinas de venta libre y cosméticos.  

Según las leyes de California, si después de varios intentos un fabricante no repara un producto defectuoso, está obligado a reemplazarlo o devolver el dinero al comprador.

En tal sentido, el fabricante de bienes de consumo debe:

  • Proporcionar instalaciones de reparación adecuadas, de modo que el consumidor no tenga dificultad para acceder al servicio en California.
  • Asegurarse de que la reparación del producto defectuoso se haga en un plazo razonable. No mayor de 30 días.
  • Realizar sólo un determinado número de intentos de arreglar el producto defectuoso.
  • Ofrecer al consumidor un reemplazo o el reembolso de su dinero. 
  • Pagar los honorarios profesionales de los abogados de carros defectuosos y los costos de bolsillo de los consumidores.

Prerrequisitos para aplicar la Ley del Limón por vehículos defectuosos 

Para optar a los beneficios que proporciona esta ley se requiere llenar una serie de requisitos: 

  • El vehículo no debe ser propiedad de una gran empresa.
  • Debe estar restringido al uso personal, familiar o doméstico.
  • El comprador debe haber intentado reparar el vehículo una cantidad razonable de veces.
  • El vehículo debe tener defectos materiales comprobables.
  • El vehículo debe estar registrado con el código de vehículo de California.
  • El defecto no debe involucrar piezas de recambio.
  • El defecto no debe ser el resultado de falta de mantenimiento o abuso.
  • El defecto debe estar relacionado con su uso regular. 

¿Cómo funciona la Ley de Limón para vehículos en California? 

Ofrece una protección a las personas que compran o arriendan vehículos garantizados, nuevos o usados. Se aplica a cualquier tipo de vehículo de motor: automóvil, motocicleta, camión, van, SUV, barco y otros. 

Significa que si un fabricante / vendedor de autos con garantía no puede reparar un vehículo en un tiempo razonable debe:

  • Recomprar o reemplazar el vehículo defectuoso (descontando el valor de uso sin problemas).
  • Pagar por los daños y gastos en que incurra el consumidor.
  • Pagar los honorarios de los abogados y demás gastos del consumidor.

El número de intentos de reparación del vehículo dependerá de la gravedad del defecto detectado. Por lo general, los defectos relacionados con la seguridad de las personas tienen un número menor de intentos. 

En cambio, los defectos que no ponen en riesgo a conductores y pasajeros, requieren un número o lapso mayor. Para recibir protección de la Ley del Limón se requiere que el defecto del vehículo sea considerable y el cliente posee una garantía vigente.

Así mismo, que haya ocurrido dentro de un período de tiempo o distancia recorrida razonables.  El parámetro suele ser de 12,000 millas o un año máximo.

Consecuencias de los carros defectuosos según la Ley del Limón

  • Pierden valor de mercado como consecuencia del defecto de fabricación. 
  • Tales defectos de fabricación conllevan riesgos para la vida y la seguridad del consumidor.
  • Impiden que una persona pueda operar y/o controlar con seguridad un vehículo de motor cotidianamente.

¿Cuándo un vehículo es considerado un “limón”?

La ley establece que las siguientes pautas para declarar un producto defectuoso:

  • Después de que un concesionario o fabricante hace varios intentos de reparación del vehículo antes de ser declarado un limón. 
  • Tener tres o más intentos seguidos de reparación durante un lapso determinado.

Esta ley cubre también los vehículos revendidos que conservan la garantía y cumplen los requisitos de tiempo y distancia recorridas. 

Todo concesionario de vehículos está obligado a informar al cliente sus derechos con arreglo a la ley de limón. Igualmente, debe revelar si alguna vez el vehículo en venta ya fue antes devuelto bajo la ley de limón.

¿Qué hacer antes de presentar una demanda bajo la Ley Limón? 

Es necesario haber notificado por escrito al fabricante del vehículo sobre los defectos encontrados. En caso de que el fabricante no colabore para subsanar el problema, entonces sí puede proceder con la demanda.

Un abogado especializado en la Ley Limón de California puede ayudarle a:

  • Investigar el caso y analizar las mejores opciones de indemnización. 
  • Preparar y presentar la demanda por daños y perjuicios por producto defectuoso.
  • Negociar un arreglo con la otra parte que beneficie al cliente.
  • Llevar el caso a juicio si no se obtiene una propuesta de liquidación final justa.

Partes defectuosas más frecuentes de los vehículos 

Cualquier pieza o parte defectuosa de un vehículo puede generar problemas. Sin embargo, los casos más frecuentes de demandas o reclamos por responsabilidad de producto de vehículos involucran:

  • Neumáticos defectuosos.
  • Sistema de frenos.
  • Defectos en la dirección. 
  • Fallas eléctricas.
  • Carrocería (techo).
  • Bolsas de aire.
  • Vidrios.  
  • Asientos con diseño defectuoso.
  • Defectos en el sistema electrónico.
  • Fugas de combustible.
  • Cinturones de seguridad.
  • Fallas de motor y caja.
  • Fallas en el sistema de enfriamiento o ventilación.

Ley de responsabilidad de producto para autos defectuosos

Se considera que un producto tiene un diseño defectuoso cuando:

  • No funciona según la promesa del vendedor / fabricante. 
  • No satisface las expectativas del consumidor ordinario al ser usado de forma intencional o previsible. 
  • Funciona mal porque el diseño del producto es defectuoso y causó daños.
  • El fabricante del producto no logra demostrar el riesgo / beneficio asociado al diseño del producto. 

Un producto puede ser calificado como peligroso -según la ley de responsabilidad- por cualquier de estos motivos:

  • El producto tiene un diseño defectuoso. Por lo tanto, todos los demás artículos producidos, distribuidos y vendidos comparten el mismo peligro.
  • El producto se fabricó de manera defectuosa. Pero no toda la línea de productos es peligrosa, solo ese producto específico.
  • El producto es peligroso por deficiencias en el etiquetado de advertencias o instrucciones de uso adecuadas. No advierte adecuadamente acerca de los riesgos asociados al uso del producto.

Elementos para probar la responsabilidad de producto en una demanda

Aunque cada caso es distinto, en California generalmente todo reclamo o demanda se fundamente en cuatro elementos de prueba:

  1. El demandado es el responsable del diseño, fabricación, distribución o venta de un producto defectuoso;
  2. El producto contenía el defecto después de haber salido de la fábrica;
  3. El demandante hizo un uso razonablemente previsible del producto y;
  4. El demandante sufrió daños por causa directa del defecto del producto.

¿Qué hacer en caso de sufrir una lesión debido a un producto automotriz defectuoso?

Si usted sufrió una lesión como consecuencia del uso de un carro defectuoso es posible obtener compensación. En estos casos aconsejamos a nuestros clientes:

  • Mantener el vehículo defectuoso en su estado actual, es decir, no repararlo ni mover sus piezas. Con la ayuda de un técnico automotriz, será más fácil establecer cuál es la parte o piezas defectuosa.  
  • No hable con el fabricante del vehículo o su abogado antes de hablar con su abogado. 
  • Contrate un abogado de carros defectuosos competente y con experiencia en estos casos.
  • Haga que su vehículo sea inspeccionado por un especialista. 
  • Guarde todos los informes médicos relacionados con la lesión. Incluso, de ser necesario, podría solicitar una segunda opinión médica. 
  • Si se determina que fue un error de diseño o fabricación del vehículo la causa de la lesión, debe prepararse para demandar. 
accidente con carro defectuoso

Los reclamos o demandas de responsabilidad por productos defectuosos, son asuntos muy complejos. Entre otras cosas porque la contraparte es una compañía poderosa que hará todo lo posible por proteger su reputación.

Además, establecer la responsabilidad por producto defectuoso supone un delicado proceso de investigación y verificación de daños. Aunque la responsabilidad estricta en estos casos no requiere demostrar la culpa del fabricante.

¿Cuál es la responsabilidad estricta?

La responsabilidad estricta u objetiva por un producto defectuoso se origina de un error en el proceso de fabricación. Así pues, las personas que se lesionan por culpa de un auto de fabricación defectuosa, pueden reclamar una indemnización.  

Para lograrla deben presentar un reclamo o demanda en contra del fabricante o el vendedor. A diferencia de otros tipos de demanda, aquí no se necesita demostrar la negligencia del demandado. 

La culpabilidad de la otra parte, se deriva del concepto de responsabilidad estricta contemplado en la ley. Dicha responsabilidad nace del hecho de que hay ciertos productos o actividades que son peligrosos por su naturaleza. 

Un sistema de frenos o unos neumáticos defectuosos representan un peligro para cualquier conductor. La salud o la vida de las personas que adquieren estos productos con fallas de fabricación quedan expuestas a riesgos. 

Para que proceda una demanda por carros defectuoso el demandante:

  • Debe haber utilizado el producto de una manera previsible. 
  • El defecto del producto fue el causante de sus lesiones. 
  • No se necesita demostrar cómo ocurrió el defecto, solo demostrar que fue la causa de las lesiones.

Casos en los que se aplica la responsabilidad estricta

Quienes realizan actividades peligrosas lo hacen bajo su propia responsabilidad y riesgo. Es decir, si algo sale mal o alguien resulta lastimado, serán responsables por los daños. Sin que se requiera demostrar que actuaron con negligencia, imprudencia o intencionalidad. 

En consecuencia, las personas lesionadas cuando presentan una demanda basada en la responsabilidad estricta, no necesitan demostrar la negligencia del fabricante. Tampoco el defecto del producto que causó las lesiones, porque hay una responsabilidad tácita.

Los casos más frecuentes en los que la ley establece la responsabilidad estricta u objetiva se relacionan con:

  • La responsabilidad del producto (automóvil defectuoso).
  • Actividades peligrosas (uso o almacenamiento de explosivos y substancias venenosas); o 
  • Conservación de animales peligrosos en la comunidad. 

Los conductores o pasajeros que se lesionan por culpa de un auto defectuoso tienen derecho a demandar al fabricante. Desde luego, debe existir suficiente evidencia que relacione las lesiones con el producto defectuoso.

Diferencias entre responsabilidad estricta y negligencia

La negligencia es una conducta que se define como la falta de cuidado, diligencia, aplicación y protección hacia otras personas. Especialmente, durante el cumplimiento de un deber u obligación. 

Para establecerla se deben probar tres cosas:

  1. El incumplimiento del deber por parte de la persona o compañía demandada;
  2. El daño real (lesiones) sufridas por el demandante;
  3. La causalidad entre la acción negligente y las lesiones.

Asimismo, para ganar un caso por negligencia se requiere que el demandante no sea encontrado responsable por negligencia también. En California se conoce como la regla de la negligencia comparativa pura, que establece porcentajes de culpabilidad entre las partes. 

reparación de carro defectuoso

La responsabilidad estricta

La responsabilidad estricta, en cambio, es la responsabilidad tácita o sin culpa. En otras palabras, la persona / compañía es responsable independientemente del error que haya cometido. 

Esto no significa que la responsabilidad estricta implique responsabilidad automática. Para establecer la responsabilidad estricta el demandante debe probar ciertos aspectos como:

  • La peligrosidad del producto o de la actividad; y 
  • Los daños causados (las lesiones), aunque no la culpa.

En otros casos, el demandante solo debe probar que el producto es peligroso y causó directamente las lesiones. No necesita demostrar la conducta negligente ni el descuido o intencionalidad del fabricante, como en los casos de negligencia. 

¿Por qué es importante un abogado de responsabilidad de producto?

Contratar a un abogado experto en responsabilidad de producto trae muchas ventajas al demandante. Algunos de los beneficios en estos casos son los siguientes:

  • Aumenta las probabilidades de ganar el caso.
  • Asume los costos iniciales del proceso de demanda y contratación de expertos.
  • Evalúa las posibilidades de éxito y calcula el el valor de la indemnización. 
  • Investiga el accidente de tráfico y reúne las evidencias necesarias para apoyar el caso.     
  • Si no ganan el caso, los abogados para carros defectuosos no cobran, porque trabajan con tarifas de contingencia, no cobran por adelantado. 

Cuando tomamos un caso es porque estamos seguros de ganarlo. Después de la primera consulta con nosotros nos ocuparemos de que reciba atención médica adecuada, si aun no lo ha hecho. 

En Abogado.LA nos ocupamos directamente de cada caso y mantenemos una comunicación fluida con nuestros clientes. 

Daños recuperables en una indemnización por responsabilidad de producto

Los reclamos y demandas en estos casos suelen ser por varios cientos de miles de dólares e incluso millones. Nuestro bufete está integrado por los más reconocidos abogados para carros defectuosos de Los Ángeles en esta área. Hemos recuperado cientos de millones para nuestros clientes.

Si usted sufrió lesiones graves después de usar un carro defectuoso, podemos asesorarle sobre qué hacer. Sabemos cómo obtener una compensación razonable y justa. Algunos de los daños que suelen incluirse en las demandas son:

  • Pago de gastos médicos.
  • Pago de salarios perdidos.
  • Pérdida de capacidad de trabajo y generación de ganancias presentes y futuras.
  • Indemnización por dolor y sufrimiento.
  • Pérdida de consorcio (relación con el cónyuge).
  • Pérdida de disfrute de la vida.
  • Reparaciones de piezas o reemplazo del vehículo, según la gravedad del caso.
  • Daños punitivos en ciertos casos.
  • Indemnización por muerte en accidente de tráfico.

También puede aprender más leyendo nuestro artículo sobre cómo ganar un caso de accidente de auto.

Retiros del mercado de automóviles defectuosos

Todos los fabricantes de vehículos nacionales o extranjeros tienen la obligación de cumplir con los estándares de seguridad. Sin embargo, no siempre todos los vehículos salen de la fábrica con un estándar adecuado de seguridad de uso.

Estos estándares son publicados por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). Cuando un fabricante no cumple con dichos estándares, el modelo de automotor es retirado del mercado.

Los fabricantes de automóviles tienen la responsabilidad de fabricar vehículos seguros para el público consumidor. Si incumplen esta obligación, son responsables por los daños causados a clientes directos o a terceros.

Del mismo modo, cuando se adquiere un carro defectuoso y la NHTSA lo retira del mercado, el fabricante debe indemnizar al comprador de dicho modelo. Ya sea reemplazando el vehículo por uno de igual o superior calidad o devolviendo el dinero.


Si necesita ser asistido por abogados de carros defectuosos en Los Ángeles, sólo llámenos. Reservaremos una consulta profesional para usted sin ningún compromiso. Nuestros abogados de accidentes personales en Los Ángeles lucharán junto a usted durante todo el proceso de demanda.